Silencio

No suelo escribir sobre películas y menos en este blog, aunque a mis estudiantes de la facultad los apabullo con recomendaciones de clásicos, desde el cine mudo al neorrealismo italiano y Woody Allen. Me salgo de la norma hoy para recomendar "Silencio", lo nuevo de Martin Scorsese, basada en la novela del japonés Shusaku Endo.
     Me pasó con este film que salí de verlo con una sensación extraña de estar frente a algo que, como esa semilla que dice Cortázar sobre el cuento, va germinando después de un tiempo en el interior del lector, en este caso del espectador. La sensación, insisto, de que había en él más que la historia o anécdota que despliega. 
     La imagen es impactante. Algunas escenas, especialmente las del mar, son hermosas. Otras son terribles, durísimas, tristes, pero impecables. Las actuaciones, excelentes todas, desde el inquisidor japonés y su sarcástico asistente, hasta el personaje encarnado por Liam Neeson, un jesuita portugués apóstata, que aparece poco pero con su rostro hace lo que quiere. La historia es interesante. Rara. Habla del fracaso de la evangelización católica en Japón, del quiebre de dos sacerdotes torturados, del autoritarismo en nombre de la fe, de la ingenuidad y la arrogancia, de la Inquisición y también de lo que es, así como de lo que no debería ser jamás la religión. (Si se cambia al inquisidor budista por uno cristiano, en la misma época, la historia funciona de igual modo). 
     Pero la trama y sus derroteros van más allá y se transforman en una alegoría. Al igual que con "Kundún", también de Scorsese, que se centra en la historia del Dalai Lama, el cuestionamiento no pasa por la verdad de tal o cual creencia religiosa sino por el ser humano y el valor de la persistencia cuando una vocación "X" y una convicción son profundas. 



     Pensé por mi parte en aplicar el mismo esquema al arte, a la vocación del artista frente a un mundo que descree del valor de su oficio como elevador de la humanidad enfangada en la dialéctica mercantil que todo lo vuelve banal. ¿Cuánto puede durar una vocación cuando la vida se convierte en una tortura, cuando la pobreza apremia, cuando la soledad se impone ante la incomprensión de los otros y todo cuesta infinitamente más que si uno elige el confort de la profesión liberal y el pensamiento unidireccional? ¿Están dispuestos a pasar por eso quienes sólo buscan fama o reconocimiento? El mercado, el sistema, la mentalidad cómodamente aburguesada y la mediocridad llevan a convertir, no siempre por suerte, la vida de algunos artistas en un verdadero calvario. Otros, no obstante, triunfan por sobre todo eso y a pesar de eso, o incluso gracias a eso (entiendo por triunfar el hecho de que siguen adelante, persisten, aunque, como los sacerdotes de la película, tengan que engañar al sistema haciéndole creer que se ha salido con la suya). El precio, desde luego, suele repercutir en ellos a la corta o a la larga. Sabemos del detrimento físico, de la locura y la decadencia en la que muchos artistas culminaron sus días.
     Resulta irónico ver esta película con su profundidad manifiesta junto a éxitos de taquilla como "La la land" por la que nada en absoluto tengo que decir. Scorsese va a contramano. Filma lo que se le da la gana, como corresponde, lo que está madurando en su cabeza con libertad auto-concedida y con la duración que se le antoja, sin preocuparse de que le den premios o reconocimientos, lo critiquen o no vayan a ver sus películas. Porque a esta altura, Martin Socrsese no tiene que probarle nada a nadie. Cambia de "Pandillas de New York" a "Kundún" y hace lo que quiere. Y, en lo que a mí respecta, es un aliciente en los tiempos miserables que corren. 

Crazy (relato)


Ayer fui a ver libros a una de esas librerías enormes de cadena. Confieso que me gusta subir y bajar entre largas bibliotecas, como en un laberinto. Aunque la mayoría de las veces compre en las pequeñas librerías del barrio porque conozco a los libreros (y porque si no lo tienen, me consiguen lo que busco).

    Hurgaba entre las novelas, con dos libros que había seleccionado bajo el brazo, cuando noté que una señora luchaba con el lector de la computadora autoservicio para que le leyera el código de barras del ejemplar cuyo precio quería averiguar. Me acerqué y le ofrecí mi ayuda... De ahí en más, no volví a tener paz. A un libro lo siguió otro y otro, y otro.   Aunque le expliqué cómo tenía que colocar el código bajo la luz roja, ella prefería que lo hiciera yo, con dos, tres, diez libros, hasta que sus ojos se posaron rapaces en los que yo iba a llevarme y me los arrebató. De golpe y porrazo, descubrió que los quería y que sólo quedaban esos ejemplares. 
    Sentí que me brotaba el enojo y se los arrebaté a mi vez. Y acabamos pujando cada una por quedárnoslos, pero logré escapar y me arrojé a las escaleras mecánicas con el trofeo a cuestas. Esperé en el piso de arriba, entre los textos de yoga y de meditación, hasta que me pareció prudencial volver. Nadie en su sano juicio me aguardaría como cancerbero en la boca de la escalera. ¿O sí?    
   Pero ahí estaba la mujer cuando puse otra vez los pies en la planta baja. Volvió a acosarme con que quería la novela de Dai Sijie que yo me llevaba (y que minutos antes desconocía). "La quiero porque la eligió usted", me confesó casi llorando. "Porque se nota que usted sabe lo que quiere y yo no". 
    Pensé en dársela, temerosa de su arrebato de loca, pero apareció una vendedora que lo había visto todo y me ayudó, diciéndole que no estaba bien lo que hacía, y pidiéndome disculpas. 
   Corrí a la línea de cajas y, ya en la cola, la mujer se me echó encima varias veces, picotéandome y queriendo ver el nombre del autor para anotarlo en una libreta. ¿Es chino? ¿Y el otro libro? 
    Pagué y salí a los piques, dándome la vuelta mientras cruzaba Cabildo, por miedo a que me siguiera. 
   Mientras esperaba mi ticket, otra clienta de la cola me había susurrado al oído: "¿No se dio cuenta de que ésa es una farsante? La máquina nos reconoce a los que leemos mucho".



Mercedes Giuffré
24/feb/2017

Intelectoilets


El domingo pasado visité el programa radial Intelectoilets, en radio Conexión Abierta, conducido por Fernando Figueras y Carlos Marcos.



Jueves 15 de diciembre de 2016

II Jornadas de Literatura y cine policiales


El próximo miércoles 30, a las 12 h, voy a participar de las II Jornadas de literatura y cine policiales: <El grupo Sur, la Argentina peronista y el género policial>, con una ponencia titulada “´Los que aman, odian´ whodunnit con acento argentino”, en la Biblioteca Nacional de Argentina, en Buenos Aires. Aquí la programación completa (hacer click sobre la imagen para agrandar):





2° Encuentro de Sagas y Literatura Fantástica

PARTICIPACIÓN CANCELADA. El próximo 19 de noviembre, estaré dando una charla sobre "Cómo ambientar una saga en la historia argentina", en el marco del Segundo Encuentro de Sagas y Literatura Fantástica", organizado por el programa Lectura Mundi, de la UNSAM y el ciclo San Martín lee, de la Municipalidad de San Martín, provincia de Buenos Aires. La charla es a las 16 h. El lugar, el campus universitario de Migueletes. 


BAN! 2016

Ayer participé de la quinta edición del festival Buenos Aires Negra (BAN!) de literatura policial. Esta vez, como el festival (que dura todavía varios días) está dedicado a las relaciones entre la ciencia y el crimen, di una charla sobre la actividad detectivesca de Isaac Newton y su persecución de William Chaloner, el más grande falsificador de su tiempo.





Muchas gracias al festival, a Ernesto Mallo y su equipo por darme este espacio, y a quienes participaron de la charla.

13/10/2016


Festival BAN! 2016

El 12 de octubre a las 18,30 voy a dar una charla en el marco de BAN! (Buenos Aires Negra, edición 2016). El festival está dedicado esta vez a las relaciones entre la ciencia y el crimen, y voy a hablar sobre Isaac Newton y su actividad detectivesca; en particular, la persecución del falsificador William Chaloner. 
Será en el Centro Municipal General San Martín, como todos los años. En siguiente enlace, puede consultarse toda la programación.
http://buenosairesnegra.com.ar/es/programa-2016/

Los relatos historiográficos sobre las invasiones inglesas, 1806 -1807

La serie de novelas de Samuel Redhead, ambientada en la Buenos Aires de las invasiones inglesas, implicó una investigación de años. Algunos de los libros y del material consultado -lo que atañe directamente a las invasiones (no así a la vida privada o la cotidianeidad de la vida colonial)- cuajó luego en este ensayito académico que comparto con los lectores interesados en la historia rioplatense.


14 de septiembre de 2016

Debates actuales del hispanismo

Acaba de publicarse el libro "Debates actuales del hispanismo", actas del X Congreso Argentino de Hispanistas que se llevó a cabo en la Universidad Nacional del Litoral, en la provincia de Santa Fe, del que tuve el inmenso placer de participar. El libro puede consultarse y bajarse del siguiente enlace:


14 de septiembre de 2016

BAN! 2016

Confirmada la nueva participación en el festival Buenos Aires Negra de este año. La figura tutelar de 2016 es George Orwell y el tema convocante, "ciencia y crimen". Nos vemos allí, en octubre.


Ciclo Crudo y Cocido

El próximo sábado 17 de septiembre, a las 20 horas, voy a leer junto a Débora Mundani, Horacio Convertini y Pablo Mendez un capítulo de la nueva novela de Samuel Redhead en el ciclo "Crudo y Cocido". El mío, como está en proceso, será un texto bien crudo. Habrá música de Fernando Debernardi. Organiza Giselle Aronson. El lugar es La casa de al lado, Haedo, provincia de Buenos Aires.


Encuentro de sagas y literatura fantástica

Me invitaron a participar de este encuentro, en noviembre, organizado por la cátedra Lectura Mundi, de la UNSAM. Pronto, más información.



Conan Doyle y el espiritismo

La revista Evaristo publicó, en su edición más reciente, un artículo basado en las dos charlas que tuve el gusto de dar en el marco de las dos últimas ediciones del Encuentro Internacional de Literatura Fantástica (2015 y 2016), llevados a cabo en la Biblioteca Nacional. Dejo aquí el enlace y mi agradecimiento a los organizadores:
.

21 de agosto de 2016.

Fotos de escritores argentinos

Hace unos días tuve la alegría de ser fotografiada por Ale Meter para su galería de autores argentinos. Estoy muy agradecida.


21 de agosto de 2016

Ciclo LEA

En la cátedra Taller de Escritura Creativa, de la carrera de Letras de la USAL, a mi cargo, y con un equipo de estudiantes de lujo, desarrollamos el proyecto de un ciclo de lectura y entrevistas a autores que llamamos LEA (Lectores en Acción).


Comenzamos en mayo con una jornada de lectura de cuentos extraños y seguimos en agosto, hace pocos días, con una entrevista a Selva Almada en la que hablamos sobre su obra.


21 de agosto de 2016

Presentación de "Rastros"

Cita ineludible para los amantes del género negro en lengua castellana. El próximo 29 de julio se presenta, en la Biblioteca Nacional, en Buenos Aires, el libro de entrevistas a escritores de policiales, entre los que tengo el gusto de contarme.

Operación Stanbrook

En 1939, en las últimas horas de la cruenta Guerra Civil Española, poco antes de que las tropas moras entrasen en la ciudad de Valencia, al mando del fascista general Gambara, zarpó un barco carbonero británico cuyo capitán se apiadó de los miles de civiles y de militares que iban a ser masacrados y los dejó abordar, salvándoles la vida. Después de un largo periplo de parias, estos “refugiados” a los que nadie quería dar asilo fueron “acogidos” de malagana por el gobierno colonial francés de Argelia en campos de concentración, que al pasar a manos del colaboracionismo, después del armisticio con los nazis, adoptaron algunos de los métodos de éstos.
    Mi tío-abuelo José fue uno de esos refugiados. Había peleado para defender la República Española y acabó esclavizado en las arenas del Sahara. Lo liberaron, como a los demás, los ingleses y los norteamericanos en el 42, cuando entraron en África y torcieron el curso de la guerra. Mi tío abuelo y muchos otros se unieron al ejército francés libre de De Gaulle para seguir combatiendo al fascismo. Algunos liberaron París. Otros pelearon en el frente africano. Todos fueron olvidados. Yo misma desconocía la historia hasta que un parcial del posgrado me recordó una vieja caja de recuerdos familiares y encontré las fotos que me llevaron a investigar. El alma se me congeló de la tristeza y la vergüenza por el olvido al que habíamos sometido a aquella gente.


    El año pasado, un grupo de descendientes con los que entré en contacto preparó una reconstrucción del viaje de la nave que zarpó de Valencia bajo las bombas de la aviación italiana, la de nuestros antepasados, el Stanbrook. Me invitaron a viajar con ellos pero yo no podía faltar al trabajo ni costearme los gastos. Aunque juro que fui en espíritu y lloré por no estar en ese barco en carne y hueso.
    Hace unos días recibí por correo el libro que esos mismos descendientes prepararon con las fotos de nuestros parientes, las del barco original y las de la reconstrucción de la travesía. Junto a la de cada pasajero, pusieron la foto de algún descendiente vivo que reclame su memoria. Por mi parte, la descendencia es oblicua, se entiende, pero no hay nadie más. Así que tuve el honor inmerecido de acompañar a José en este último viaje. Lo he hecho también desde la ficción, en una novela que todavía permanece inédita, espero que no por mucho tiempo.





    Estoy muy emocionada y orgullosa. Y como no creo en las casualidades, el mismo día que recibí el libro, leí que la Argentina va a recibir a 3000 refugiados sirios y no puedo más que apoyar eso. Me importan, no los políticos que buscan quedar bien, sino esas personas que nadie quiere, que están en la misma situación en la que estuvieron, hace casi ochenta años, muchos europeos.

Mercedes Giuffré
Buenos Aires, 17 de julio de 2016

Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2016

     El sábado pasado participé de una mesa organizada por la SEA (Sociedad de Escritoras y Escritores de Argentina) en la Feria del Libro de Buenos Aires. Junto con el maestro Rubén Tizziani (precursor de la novela negra en el país) y Marcelo Di Marco, hablamos sobre Novela Negra y literatura policial en general.


Participación en el III Encuentro Internacional de Literatura Fantástica - Buenos Aires - Argentina


Próximas actividades

FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES
"En torno de la Novela Negra", Rubén Tizziani, Mercedes Giuffré y Marcelo Di Marco.
Sábado 30 de abril, de 14:00 a 15:30. Sala Alfonsina Storni, Pabellón Blanco.
Organiza la SEA (Sociedad de Escritoras y Escritores de Argentina).
-------------
III ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LITERATURA FANTÁSTICA
“Conan Doyle y la fantasía científica”, por Mercedes Giuffré,
en la mesa de Fantasía y ciencia.
Sábado 7 de mayo 17hs Sala Ortiz 3º piso.
Biblioteca Nacional.
-------------
COLOQUIO INTERNACIONAL LENGUAJES DE LA MEMORIA
Del 26 al 28 de mayo, en la ciudad de Córdoba
Lectura de un capítulo de mi novela inédita “Los Olvidados”
Organiza la cátedra de Derechos Humanos
Universidad Nacional de Córdoba

Mercedes Giuffré
25 de abril de 2016

Libros recomendados 3/2016

  Hace bastante que no comento lecturas en el blog, básicamente por falta de tiempo. No obstante, hoy me tomo un pequeño recreo para dejar algunas impresiones que, lejos de pretender ser reseñas, están dirigidas a quienes tengan interés en alguno de estos libros que leí durante el verano , ya sea por estudio, esparcimiento, meditación, o en busca de lecturas para los talleres que dictaré este año. De ahí el eclecticismo que, espero, se me disculpará.

José Emilio Burucúa y Nicolás Kwiatkowski, "Cómo sucedieron estas cosas" (ensayo)


   A menudo se habla de la "indecibilidad" o de la imposibilidad de expresar con palabras el horror de algunos acontecimientos traumáticos del siglo XX, en particular la experiencia de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial y el exterminio de millones de personas. Sin embargo, hay escritores y artistas, sobrevivientes de aquellos sitios, que contaron lo que se vivió en ellos. 
¿Cómo conciliar los intentos de quienes testimonian, ya sea desde la literatura y el arte como desde los documentos históricos, con la mentada imposibilidad? La tesis de este libro, precedida por un excelente estado de la cuestión del tema y varias propuestas subsiguientes, es que desde que el mundo es mundo y existen masacres, el ser humano se ha esforzado por representarlas con un valor testimonial. Y lo ha hecho, apelando a ciertas fórmulas establecidas. Sólo que en el siglo XX, a partir de la Gran Guerra del 14 y con la crisis de los paradigmas, dichas fórmulas se perciben como insuficientes para transmitir el calibre del horror, que asumen los centros concentracionarios y, en particular, el exterminio orquestado con su maquinaria respectiva.
Es un libro de lectura ineludible para quien se interese por comprender la importancia de obras capitales como las de Primo Levi, Imré Kertesz, Boris Pahor o Jorge Semprún, y la vieja discusión sobre quién puede hablar de lo que pasó, y de qué modo. 


Samantha Scweblin, "Siete casas vacías" (cuentos)

  
  Un nuevo libro de cuentos de la autora de "El núcleo del disturbio", "Pájaros en la boca" y la novela "Distancia de rescate". Samantha Schweblin definitivamente sabe cómo contar una historia y tiene un don especial para los tiempos y musicalidad del cuento. Sin establecer comparaciones, digo que desde mis lecturas juveniles de Silvina Ocampo, J. L. Borges y Julio Cortázar, que no me entusiasmaba tanto una cuentista argentina. Y eso es decir mucho, porque el cuento es uno de los subgéneros dentro de la narrativa que leo con mayor interés. 
  Si tuviera que definir la obra de Schweblin utilizaría la palabra "extraña", como un elogio. Sus cuentos son extraños, porque están orquestados desde una lógica diversa. Los personajes de "Siete casas vacías" se manejan por un carril que responde a un orden propio, al que el lector asiste preguntándose cómo funciona. Son historias con un ritmo especial, una fuerza narrativa arrolladora y un lenguaje pulido y sobrio que las engrandece con su sencillez. 
  Los premios que viene cosechando son más que merecidos. No conozco a la autora personalmente y hablo como lectora. En el taller que dicto suelo dar a leer sus obras y la reacción de los estudiantes siempre es de fascinación. 
  Como dijo un colega: "Háganse un favor y lean este libro".


Valérie Tong Cuong, "El taller de las ilusiones" (novela)




  Se trata de una novela narrada a tres voces. Sus protagonistas: una docente de secundaria alienada al grado de colapsar por completo y perder el control de su vida, un vagabundo que vive en la calle y arrastra su pasado de desertor del ejército (por objetor de conciencia y crítico al sistema), y una muchacha traumada por un terrible suceso, sin familia ni amigos, que tiene un gravísimo accidente. Los tres van a parar al Taller, que es un proyecto humanitario del filántropo llamado Jean Hart. 

  Así comienza la trama. El taller es un antiguo lugar donde se arreglaban relojes y ahora se arreglan las almas de las personas quebradas por la vida. 

 Tiene una realista y divertida vuelta de tuerca final. Está bien ensamblada (las voces van encabalgando la acción sin repetir lo que dijo la anterior, coordinadas con destreza, sin caer en lugares comunes ni en los típicos fuegos artificiales o happy endings estipulados), la prosa es medida e intuyo que, en su lengua original, debe ser musical (no por nada, la autora es música además de escritora). 

  He leído que la obra recibió críticas positivas pero que también se la tildó de ingenua. Como siempre alguien hace un juicio de ese tipo, considero que el comentario habla más de quien comenta que de lo que comenta. En todo caso, que el lector juzgue. A mí me pareció una pieza delicada y exquisita.

Shunryu Suzuki, "Mente Zen, mente de principiante" (lecciones de meditación)


  Es un libro destinado a cualquier persona que practique o esté pensando en practicar meditación (sea de la religión que sea o de ninguna). Se trata de una serie de lecciones que el maestro zen japonés Shunryu Suzuki brindó en distintos lugares de Estados Unidos antes de morir. Abarcan tres etapas destinadas a la posición del cuerpo y práctica correcta, la actitud correcta y el entendimiento correcto.
  Para Suzuki, la mente de principiante es la de quien siempre está receptivo porque entiende que no ha llegado a ninguna parte ni acumulado saber, por lo que se enfrenta a la práctica con humildad, mientras que el sabio (o quien se cree tal) se encontraría en la antípoda. 
  Brinda algunas reflexiones que pueden aplicarse, no sólo a la práctica sino a la vida. Es un libro valioso, articulado con sencillez oriental.

Mercedes Giuffré
3/3/2016 

Lenguajes de la Memoria

Está confirmado que el próximo mes de mayo estaré participando del Coloquio Internacional "Lenguajes de la Memoria", en la Universidad Nacional de Córdoba. La invitación, como autora, es para leer un capítulo de mi novela inédita "Los Olvidados", que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, en África y Europa.
Mercedes

Damas del crimen

El género policial o negro, escrito o protagonizado por mujeres, sigue dando que hablar. Hoy, en el diario La Nación, de Buenos Aires.





(Nota completa en el siguiente enlace:


7 de febrero de 2016.