Libros recomendados 2/2012

Este mes se inician en el mundo los festejos por el bicentenario del nacimiento de Charles Dickens. Sumándome a ellos, recomiendo a continuación cuatro de sus novelas más inspiradoras:

Oliver Twist
Una obra en la que se registran ya los ingredientes propios del universo dickensiano. La historia casi “picaresca” de un niño que debe sobrevivir en la Inglaterra industrial, entre oponentes y ayudantes,  y altibajos de la desgracia y la fortuna. Denuncia la realidad atroz del hambre y los malos tratos en los orfanatos y establecimientos educativos de la época, en tanto que brinda una pintura formidable del mundillo de los mendigos y rateros del Londres victoriano, encarnado en la escuela de ladrones del célebre truhan Fagin. La novela inspiró varias versiones cinematográficas y más de una adaptación para la escena. De lectura indispensable.

Texto en castellano para leer en línea:
http://es.wikisource.org/wiki/Oliverio_Twist




David Copperfield
Es la más autobiográfica de sus novelas. Cuenta desde la ficción, pero en primera persona, la propia experiencia del trabajo infantil, la soledad y la crueldad que padeció el autor. Aparece en ella uno de los personajes más célebres del universo dickensiano: Mr Micawber, para cuyo retrato Dickens tomó rasgos de su propio padre. Obra casi "iniciática" e itinerario del héroe, es ésta una novela ideal para leer en la adolescencia (y releer de adulto).

Texto en castellano de David Copperfield, para leer en línea:
http://es.wikisource.org/wiki/David_Copperfield

Nuestro amigo en común
Una obra de madurez, compleja en su trama y con personajes bien logrados en su evolución y desarrollo. Como todas las novelas de Dickens fue escrita y publicada por entregas. Se combinan en ella varios ingredientes que van desde el misterio detectivesco, la descripción realista, el romance y la denuncia social, unidos todos en esa suerte de dialéctica dickensiana de los ups and downs que hace que los pobres pasen a ser ricos y viceversa, de la noche a la mañana, permaneciendo intacto (o no) lo importante: el sentimiento genuino que no depende de la suerte. Una novela formidable por la agudeza de sus observaciones y metáforas.

Casa desolada
Es una obra plena de encrucijadas y paradojas entre cuyos ingredientes rescato, por un lado, su denuncia de la burocracia judicial, y por el otro, el recuerdo de lo que verdaderamente importa en la vida. Extensa en su desarrollo, repite la fórmula que algunos críticos supieron describir: existe en los libros de Dickens una justicia poética, (la cual no necesariamente implica un final feliz).

© Mercedes Giuffré
1 de febrero de 2012