¡LIBEREN A ALBERT CAMUS!

El próximo mes de noviembre se cumplen los 100 años del nacimiento del escritor argelino Albert Camus, y a ambos lados del Atlántico ya hay quienes se aprovechan de su figura intachable con fines partidistas. Apelando a sus dichos, le copian los títulos de sus obras para dar glamour a sus propios textos que nada tienen que ver con el sentido camuseano de los mismos, o incluso se apoderan de su imagen. Sin embargo, pocos son los que leen a conciencia la obra de Camus y menos los que llevan a la práctica sus ideas y enseñanzas.
      Fervoroso creyente de la responsabilidad del intelectual, Camus se jugó la vida por la justicia y la verdad, luchando contra el autoritarismo de todo extremo. Eso lo dejó bastante solo, en tiempos en los que decir las cosas que dijo implicaba el ostracismo (editorial e intelectual). ¿Estarían dispuestos a eso quienes utilizan hoy su figura? ¿Dirigirían Combat en medio de la invasión nazi? ¿Se enfrentarían a Sartre señalando la imposibilidad de defender al estalinismo? ¿Se enfrentarían a otros colegas luego de terminada la guerra, abogando hasta el último día por la defensa de la República Española y contra Franco? ¿Alzarían su voz durante los juicios de la llamada “depuración” aludiendo a que eso no era justicia sino venganza? Si no lo están, por favor, liberen la figura de Albert Camus y construyan su propia plataforma.

© Mercedes Giuffré
2 de junio de 2013