Ir al contenido principal

Biografía


Nací en Buenos Aires, en 1972. Concurrí durante la adolescencia al taller literario de la poeta argentina Hebe Solves. Años después, egresé de la carrera de Letras y me inicié en la docencia universitaria. Conjugo esta profesión con la investigación académica, mientras termino mis estudios de posgrado en la Universidad de Buenos Aires.  
     En 2003 publiqué una antología de cuentos, Lo único irremediable y al año siguiente, el ensayo académico: En busca de una identidad. La novela histórica en Argentina. También en 2004 publiqué una investigación que se llamó: Un colono escocés. William J. Grant, traducida más tarde al inglés por una de sus descendientes.
     En 2008, el sello SUMA de Letras de Argentina editó mi primera novela, Deuda de Sangre, el misterio protagonizado por Samuel Redhead que inicia su serie de novelas ambientadas en el Río de la Plata durante los primeros años del siglo XIX. Esta obra salió tiempo después en España bajo el sello Edebé. La siguieron, en 2010, El peso de la verdad, segunda entrega de la serie, y en 2011, El carro de la muerte, la tercera
     A fines de 2014 terminé de escribir mi cuarta novela, ajena a la serie mencionada, de título: Los Olvidados, que transcurre en África y Europa, durante la Segunda Guerra Mundial. Actualmente se encuentra a la búsqueda de editor. Desde entonces, me aboqué a la continuación de la serie de Samuel Redhead, cuya cuarta entrega Almas en Pena se publicó en octubre de 2017 en SUMA de Letras de Argentina.
     He publicado artículos en diarios y revistas tanto de difusión como académicas, en mi país, Uruguay, México y el Reino Unido. He dado conferencias y charlas en distintas instituciones y he sido invitada en diversas ocasiones a ferias del libro, festivales, ciclos literarios, clubes de lectura y bibliotecas populares. Participo de congresos académicos y sigo investigando y publicando para ese ámbito en el área de la memoria, la literatura testimonial y la novela histórica.


Entradas populares de este blog

"Los que aman, odian", whodunnit con acento argentino (*).

El género policial que inicia Poe en el siglo XIX e inmediatamente conforma dos vertientes (la anglosajona y la francesa) dentro de lo que hoy denominamos genéricamente el modelo clásico, tuvo su resonancia en la literatura local desde muy temprano con la publicación de la novela La huella del crimen de Raúl Waleis, en 1877 (una década antes de que Conan Doyle diera a conocer en Inglaterra su Estudio en Escarlata). Esa novela y la siguiente del autor argentino imitaban el modelo judicial francés cultivado por Émile Gaboriau. Los que aman, odian, novela escrita a dúo por Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares a fines del verano de 1946, se editó en pleno auge de lo que Roman Setton señala en Los orígenes de la narrativa policial en la Argentina, como una operación programática que instaló el modelo anglosajón por sobre el francés y, dentro de aquél, a la novela problema como paradigma. Dicho modelo anglosajón abstracto e intelectual, se inicia en el país en 1932 con un texto que publica …

Al maestro, con cariño

París, 19 de noviembre de 1957.
Querido señor Germain:

Esperé a que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, sin la mano afectuosa que tendió al niño pobre que era yo, sin su enseñanza y su ejemplo, no hubiese sucedido nada de todo esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y de corroborarle que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso en ello continuarán siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido. Lo abrazo con todas mis fuerzas.

Albert Camus.

 Estas líneas, esbozadas en la intimidad y destinadas a un viejo amigo, me parecen las más emotivas del escritor argelino (lo cual …

La escritura de Charles Dickens

Durante las últimas semanas, para beneplácito de quien lleva adelante este blog así como de muchas personas alrededor del mundo, se ha recordado a Charles Dickens, su vida y su obra en el marco del bicentenario de su nacimiento (fecha que se cumplió ayer, 7 de febrero de 2012). Como contribución a los festejos, valga esta reflexión personal acerca de cuatro características de la escritura dickensiana.
     En primer lugar, siempre me asombró el hecho de que Dickens publicase sus novelas por entregas y las fuera escribiendo sobre la marcha, sin que el proceso desgastase el nivel lingüístico y argumental de las historias. En su momento se le criticó esta forma de trabajo como algo que iba en detrimento de la visión total de cada pieza. Pero luego, la crítica comprendió que las líneas de las historias estaban trazadas por el autor desde el inicio y que él no trabajaba a tontas y a locas sino siguiendo un plan. Vale recordar que la novela por entregas es propia de la época del autor y de …