Ir al contenido principal

Videos

Resumen del festival Buenos Aires Negra (BAN!) 2013
(Haga click sobre el siguiente enlace):
https://www.youtube.com/watch?v=2qt0v4axZl8&list=UUIQ3-Y5_gKAxiIeyHGy58og 

Mesa sobre novela policial, junto a Ernesto Mallo y Javier Sinay, en el auditorio de la editorial SM, Barco de Vapor, en Buenos Aires. Organizado por AELE, UCM y AANA, para su lanzamiento del Proyecto Iberoamericano "Escribir como Lectores 2012".

Parte 1 
http://www.youtube.com/watch?v=uWfQoix4DRM  




Parte 2
(Haga click sobre el siguiente enlace):
http://www.youtube.com/watch?v=o-3juFjn7mA

Charla con Leonardo Oyola y Federico Levín titulada “Literatura de fusión. Nuevos discursos del policial”. Festival de novela policial BAN! 2012 (Buenos Aires Negra).

BAN! 2012 Festival de novela policial de Buenos Aires. Presentación de la novela “Segunda Vida”, de Guillermo Orsi, junto a Mercedes Giuffré y Claudia Piñeiro. Centro Cultural San Martín de Buenos Aires, domingo 17 de junio.
(Haga click sobre los siguientes enlaces):

“El Cofre”, cortometraje de promoción del Festival Azabache de Literatura Policial y Negra, Mar del Plata, 2012.

Charla con Juan Sasturain y Leonardo Oyola en el CCEBA, agosto de 2011.

Entrevista en el programa televisivo de Jorge Halperin, El Preguntador. Buenos Aires, Canal Metro, 9 de enero de 2009.

Video promoción de la editorial SUMA de Letras, por la novela Deuda de Sangre, octubre de 2008.

Entradas populares de este blog

"Los que aman, odian", whodunnit con acento argentino (*).

El género policial que inicia Poe en el siglo XIX e inmediatamente conforma dos vertientes (la anglosajona y la francesa) dentro de lo que hoy denominamos genéricamente el modelo clásico, tuvo su resonancia en la literatura local desde muy temprano con la publicación de la novela La huella del crimen de Raúl Waleis, en 1877 (una década antes de que Conan Doyle diera a conocer en Inglaterra su Estudio en Escarlata). Esa novela y la siguiente del autor argentino imitaban el modelo judicial francés cultivado por Émile Gaboriau. Los que aman, odian, novela escrita a dúo por Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares a fines del verano de 1946, se editó en pleno auge de lo que Roman Setton señala en Los orígenes de la narrativa policial en la Argentina, como una operación programática que instaló el modelo anglosajón por sobre el francés y, dentro de aquél, a la novela problema como paradigma. Dicho modelo anglosajón abstracto e intelectual, se inicia en el país en 1932 con un texto que publica …

Visita al Club de Lectura de La Plata

El sábado pasado, 18 de abril, viajé a la ciudad de La Plata para un encuentro con la gente del Club de Lectura María Teresa Beretta (nombre de una de sus fundadoras, recientemente fallecida). La reunión se llevó a cabo en uno de los salones del café Rimbaud, una antigua casona refaccionada.      Las organizadoras del encuentro me habían contactado tiempo atrás y supe que estaban leyendo en el grupo las tres novelas de Samuel Redhead.      Nunca antes había conversado de este modo informal con los lectores. Había coincidido con ellos en eventos pero en situaciones diferentes, en las que el diálogo es acotado y a los apurones. En cambio, esta vez, me encontré respondiendo preguntas específicas sobre mis historias, su composición, los personajes o el proceso de su creación, café por medio y distendida. A mi vez, pude preguntar cosas y enterarme de lo que los libros que escribo generan en quienes los leen, de cuáles son sus expectativas y temores en cuanto a lo que vendrá. 

     Cuando…

La escritura de Charles Dickens

Durante las últimas semanas, para beneplácito de quien lleva adelante este blog así como de muchas personas alrededor del mundo, se ha recordado a Charles Dickens, su vida y su obra en el marco del bicentenario de su nacimiento (fecha que se cumplió ayer, 7 de febrero de 2012). Como contribución a los festejos, valga esta reflexión personal acerca de cuatro características de la escritura dickensiana.
     En primer lugar, siempre me asombró el hecho de que Dickens publicase sus novelas por entregas y las fuera escribiendo sobre la marcha, sin que el proceso desgastase el nivel lingüístico y argumental de las historias. En su momento se le criticó esta forma de trabajo como algo que iba en detrimento de la visión total de cada pieza. Pero luego, la crítica comprendió que las líneas de las historias estaban trazadas por el autor desde el inicio y que él no trabajaba a tontas y a locas sino siguiendo un plan. Vale recordar que la novela por entregas es propia de la época del autor y de …